PARA REFLEXIONAR: ” GOLES CRISTIANOS PARA CHILE”

Categories: COLUMNAS,NOTICIAS

1512660_10152068336995236_362367528_n

¿Qué ocurriría si los cristianos chilenos bajaran de las graderías del estadio deportivo para entrar en la cancha de la oración? ¿cuántos goles de valor duradero podríamos meter?

Habrá 64 partidos en la Copa del Mundo. Si alguien los mira todos, pasará más de cien horas frente al televisor. Si agregamos las entrevistas, comentarios, repeticiones de los incidentes controversiales etc., el total se acercará a las doscientas; es decir, ¡más que una semana completa! ¿Sería ese un buen uso del tiempo?

Lo dudo. Chile se encuentra metido en una contienda mucho más importante que ese trofeo FIFA. Actualmente se debate los valores fundamentales que deben orientar la vida de todo el país. Se aboga por el derecho de los homosexuales a casarse, se propone legalizar el aborto; se hace tanta gala de los “derechos”, mientras nadie ni se atreva a mencionar las “responsabilidades” que son la otra cara de la misma moneda.

Me pregunto, ¿Qué ocurriría si los cristianos chilenos bajaran de las graderías del estadio deportivo para entrar en la cancha de la oración? Si dedicáramos a la intercesión por Chile las horas que podríamos pasar sentados frente a una pantalla, ¿cuántos goles de valor duradero podríamos meter? ¿Cómo sería Chile en tres meses o en un año más? ¿Amamos más el fútbol que el alma de Chile?

Tal vez, alguien pueda objetar que esto es imposible. Claro que los medios de comunicación y las máquinas publicitarias han tratado de engancharnos y presionarnos a comprar mejores televisores, a contratar mejores planes de cable o satélite, pero ¿somos esclavos suyos de modo que nos roban nuestro tiempo al igual que lucran de nuestros ingresos?

Se podría argumentar también que es bueno para la familia (o para las relaciones sociales) compartir mirando lo que haga el equipo chileno. Bueno, les propongo un “plan B”. Cuando juegue Chile, prenda el televisor dos minutos antes de la hora anunciada para el comienzo del partido, y apáguelo tan pronto termine, pero aproveche los otros partidos para orar. De todos modos, ¡prefiero el “plan A”!

PASTOR JOHN COBB

Author: IACH

Deja un comentario