ARTÍCULO: 5 Razones por las que el Anglicanismo Reformado es Relevante

Categories: NOTICIAS

clerigos iglesia anglicana de chile

Foto: Clérigos y Ministros Laicos afuera de Catedral Anglicana Saint Paul´s de Valparaíso

La iglesia fue creada para ser un faro, indicando el camino seguro a la verdadera plenitud y esperanza. A pesar de esto, lamentablemente la iglesia de hoy se rinde con frecuencia ante el discurso del mundo sin siquiera estar conscientes de ello. Nuestra predicación puede fácilmente reforzar la idea de que somos lo que hacemos, diciéndole a la gente que debe esforzarse por hacer lo que complace a Dios para que Él les siga aceptando. Sin embargo, el verdadero Cristianismo basa toda su esperanza, no en lo que nosotros tenemos que intentar hacer para merecerlo, sino en lo que Dios ha prometido hacer en, por y a través de nosotros, a causa de Su amor.

He aquí el mensaje central del Anglicanismo Reformado. Forjado en un momento en que la iglesia occidental había perdido su rumbo, sus cinco características apuntan al auténtico evangelio, una vez más, para el siglo 21.

El Anglicanismo Reformado es apostólico.

En una era de incertidumbre, cuando la búsqueda por la verdad ha sido reemplazada por una búsqueda de nunca acabar por “el verdadero yo”, el Anglicanismo Reformado está cimentado sobre la roca sólida de los testigos oculares de Jesús.

En medio de la confusión doctrinal del período medieval, los protestantes hicieron una distinción simple pero significativa. La Biblia, como testimonio de los apóstoles, tenían una autoridad única para la fe. Los escritos de los líderes posteriores de la iglesia podrían ser guías útiles para la vida cristiana, pero la Escritura es su propio y supremo intérprete en cuanto a Dios y a nuestra relación con Él.

Thomas Cranmer, el principal Reformador Inglés, señaló que importantes teólogos primitivos como Juan Crisóstomo y Agustín enseñaron estos mismos principios. De manera que para asegurarse de que la recientemente autónoma Iglesia de Inglaterra fuera verdaderamente apostólica, los Reformadores Ingleses adoptaron el principio de la Sola Scriptura.

El Anglicanismo Reformado es católico.

Siempre debiéramos recordar que los Reformadores nunca se vieron a sí mismos como algo distinto que buenos católicos. Ellos confesaron lo que todos los cristianos católicos habían siempre confesado como verdad en todos lados en la iglesia primitiva. Tal como sus contrapartes romanas, los Reformadores Protestantes fueron grandes promotores de los antiguos credos y creyeron en la naturaleza de la Trinidad y de Cristo tal como se enseña en los primeros cuatro concilios generales.

En tiempos en que tantas denominaciones cristianas se cuestionan los fundamentos de la fe, sólo la atemporal sabiduría divina del cristianismo católico apostólico, abrazada por el Anglicanismo Reformado, puede efectivamente hacer peso contra la falsa esperanza ofrecida por los artilugios y deseos engañosos del corazón post-moderno.

El Anglicanismo Reformado está enfocado en la misión.

Los Reformadores ingleses creyeron que Cristo vino a proclamar un mensaje que tiene el poder de convocar una comunidad. Naturalmente, entonces, el primer gran cambio litúrgico de Thomas Cranmer fue introducir la predicación Reformada por medio del Libro de las Homilías. Él quiso producir fe salvadora en los corazones y mentes al hacerlos oír el mensaje del Evangelio presentado claramente durante la adoración dominical.

Entonces, dos años después, Cranmer reforzó la enseñanza Reformada al introducir un nuevo libro de oración. Él reemplazó la liturgia en latín con un servicio en inglés (el lenguaje de la gente) que enfatizaba, por medio de la Palabra y los Sacramentos, el poder del Evangelio para mover sus corazones hacia el amor por Dios y por otros.

Aunque el enfoque principal de Cranmer en la misión fue el pueblo inglés, él no dejó de lado la evangelización de no-cristianos fuera de su país. Una colecta (un tipo de oración comunitaria típico de la liturgia anglicana) para el Viernes Santo pedía a Dios salvar a todos “judíos, turcos, impíos y herejes” del “desprecio por tu Palabra” para traerlos a casa, al único rebaño de Jesucristo. Más tarde los Anglicanos levantaron poderosas sociedades de misiones en el extranjero sobre este pequeño cimiento Reformado.

cranmer

El Anglicanismo Reformado es litúrgico.

Los Reformadores se dieron cuenta de que sus planes para la conversión de Inglaterra sólo tendrían éxito si la gente era expuesta regularmente al poder transformador de la Escritura. En consecuencia, Cranmer articuló un modelo de lectura bíblica sistemática para las iglesias locales, durante su nuevos servicios diarios de oración matutina y vespertina. Esto implicaba que la mayoría de la Biblia era leída a lo largo de un año.

Cranmer también vio a los sacramentos como una manera de hacer tangibles las promesas bíblicas de Dios. Ya que los humanos aprendemos por medio de los sentidos (por medio de lo que vemos, oímos, olemos, saboreamos y tocamos), Cranmer creía que cuando la Palabra de Dios está acompañada de cosas tangibles como el agua, el pan, y el vino, entonces las verdades de Sus promesas afectan más profundamente a las personas. Cuando el ministro recita la narrativa bíblica de la Última Cena, el Espíritu de Dios se dirige hacia el corazón de los creyentes, fortaleciendo su fe e intensificando su amor.

Este es el corazón de la visión litúrgica de Cranmer: El amor generoso de Dios, constantemente comunicado por el Espíritu Santo en la repetición regular de las promesas de la Escritura por medio de la Palabra y los Sacramentos, inspiran el agradecido amor humano, arrastrando a los creyentes hacia Dios, hacia su prójimo, y hacia una vida en búsqueda de la santidad.

El Anglicanismo Reformado transforma.

La transformación externa comienza con la renovación interna de nuestros deseos producida por el Evangelio apostólico. Esta es la llave del desarrollo humano. La gracia engendra gratitud. La gratitud da a luz el amor. El amor da lugar al arrepentimiento. El arrepentimiento produce buenas obras. Las buenas obras contribuyen a una mejor sociedad. Dado su énfasis en la doctrina Paulina de la salvación, el Anglicanismo Reformado es tal vez la mejor respuesta para aquellos que están buscando un medio para la auténtica transformación de adentro hacia afuera.

Relevante para Hoy

Para aquellos en el siglo XXI buscando significado y propósito en la vida, el compromiso del Anglicanismo Reformado con la sabiduría atemporal de la enseñanza apostólica les da una roca sólida sobre la cual pararse.

Para aquellos buscando un sentido de continuidad histórica, el Anglicanismo Reformado les ofrece los estrechos vínculos de una comunidad con la iglesia primitiva, tal como está expresado en su fidelidad a la Escritura, los Credos y a los primeros cuatro Concilios.

Para aquellos que hacen de las necesidades del prójimo una prioridad, el enfoque en la misión del Anglicanismo Reformado anima lo que Dios ya ha puesto en sus corazones.

Para aquellos buscando ser continuamente sostenidos por una adoración inspiradora, sistemática y moldeada por la Escritura, la herencia litúrgica del Anglicanismo Reformado ofrece, tal vez, el mejor modelo para proclamar el evangelio de gracia y gratitud con belleza antigua y sensibilidad contemporánea.

Para aquellos que están buscando un cambio real en sí mismos y en la sociedad, la perspectiva del Anglicanismo Reformado en la renovación de los afectos del ser humano provee el medio más auténtico para el desarrollo de la experiencia humana.

Necesitamos el Anglicanismo Reformado en el siglo XXI, porque sus principios abordan de manera única las necesidades contemporáneas de nuestra sociedad global.

Nota del Editor: Esta es un extracto adaptado del libro “Reformation Anglicanism” (Anglicanismo Reformado), editado por Ashley Null y John W. Yates III.

Este artículo fue originalmente editado por Ashley Null, y fue publicado en inglés en TheGospelCoalition.org. Ha sido traducido y adaptado por Diego Pacheco. 

 

Author: IACH

Deja un comentario