Lee Gatiss: “Los anglicanos particularmente deberíamos amar y atesorar la Reforma”

Categories: NOTICIAS,Uncategorized

lee gatiss editada

El Director de la Church Society de la Iglesia de Inglaterra, en su visita a Chile fue invitado a enseñar a nuestro Seminario teológico donde impartió diversas charlas orientadas a reflexionar sobre el legado de la Reforma Protestante en la historia del anglicanismo

Por Victoria Escobar

Desde el 2013 que Lee Gatiss asumió como Director de la Church Society, organización perteneciente a la Iglesia de Inglaterra con más de 180 años de historia que nació con el propósito de fortalecer los fundamentos de la fe bíblica y las doctrinas fundacionales del anglicanismo, tanto en las congregaciones inglesas como en toda la Comunión Anglicana.

Hace un tiempo atrás en su visita a Chile , Gatiss estuvo enseñando en nuestro Centro de Estudios Pastorales sobre el legado de la Reforma Protestante y su centralidad en el anglicanismo. Durante su breve estadía, tuvimos el privilegio de conversar con él.

Sobre el impacto de la Reforma Protestante en nuestra identidad como Iglesia y cuáles son los desafíos actuales que nos plantea, fueron algunas algunas de las reflexiones que realizó Lee en esta entrevista.

Primero, cuéntanos sobre el rol de la Church Society y su impacto en el mundo anglicano hoy.

Actualmente he cumplido cuatro años y medio como Director de la Church Society y cosas interesantes han ocurrido en la Iglesia de Inglaterra y en la Comunión Anglicana en estos últimos años. Ha sido un tiempo interesante pero también turbulento. En Church Society nos enfocamos en tres áreas particulares.

Primero en publicaciones; realizamos un diario teológico semestral (Churchman) y una revista para miembros cada 15 días (Crossway). También publicamos libros acerca de teología anglicana, por anglicanos y para anglicanos, y tenemos Twitter, Facebook y tambien un blog (…)  creo que nuestro mayor impacto de hecho está ahí.

También estamos involucrados en desarrollo de políticas, por ejemplo nacionales. Hace poco fui a ver al primer ministro de Inglaterra con otras personas, para hablar sobre la libertad de culto y expresión entre los cristianos, y cómo proteger y luchar por los que están siendo perseguidos alrededor del mundo.

También en políticas eclesiásticas dentro de la Iglesia de Inglaterra: he escrito muchas cartas a obispos estos últimos meses por ejemplo. Estuve en Nairobi hace poco, en GAFCON (…) y también voy a estar yendo a Alemania y los Estados Unidos en los próximos meses, con el fin de fortalecer los vínculos de hermandad entre los anglicanos.

Por último nuestra tercera área es el patrocinio, que implica colaborar o decir quien es pastor de distintas iglesias a lo largo de Inglaterra. Así que tenemos el rol de poner personas adecuadas en las parroquias de las diócesis anglicanas.

Estamos teniendo un impacto, no tengo idea de cuán grande realmente es. Muchas veces no sabes cuál es el fruto de tu ministerio hasta el último día.

¿Por qué debería importarnos la Reforma Protestante más allá de su historia? ¿Por qué debiera ser tan relevante para nosotros como anglicanos y estar celebrándola hoy?

Obviamente hay cosas de la Reforma que no son brillantes. Todos queremos rechazar la violencia de esos tiempos y también de alguna manera lamentar las divisiones dentro de algunas iglesias; divisiones por causa de aquellos que rechazaban el Evangelio, el cual fue redescubierto y clarificado en ese tiempo.

En última instancia la Reforma trajo una distinción muy necesaria, entre una enseñanza que es edificante y hace crecer a la iglesia, y la que deja espiritualmente a la gente perdida.

Los anglicanos particularmente deberíamos amar y atesorar la Reforma, porque nuestra identidad está profundamente enlazada a las clarificaciones teológicas que ocurrieron en ese tiempo. Y particularmente los laicos de la Iglesia, deberían deleitarse en la Reforma; fue el tiempo en el cual la Biblia fue traducida al lenguaje de las personas, para que la Palabra de Dios llegara a la gente de una manera nueva y fresca, en la que ellos pudieran entenderla. Fue un tiempo en el cual la gente pudo participar de ser la Iglesia, de la manera que antes no podía. La Reforma se trata de acercarnos al cómo fuimos salvados y no solamente es para los cleros o los pastores.

En esta época como mencionaste hubo mucha violencia… ¿Por qué estos cristianos reformados protestantes dieron la vida por cosas que podríamos caer en considerar propias de asuntos litúrgicos?

Es una pregunta muy interesante y un mal entendido muy común. Para nosotros estas cosas pueden verse como pequeños asuntos, podemos pensar que ellos dieron sus vidas por cosas que no nos importan mucho o no conocemos muy bien, pero sería un error pensar que se trataba de asuntos solo litúrgicos. No eran peleas o discusiones en torno a un par de palabras; las razones por las cuales la gente dio su vida, eran asuntos esenciales del Evangelio.

William Tyndale por ejemplo dio su vida para que la gente pudiera tener su Biblia en inglés, en su lenguaje nativo. El poder leer la Palabra de Dios es parte esencial de ser cristiano. Thomas Cranmer dio su vida, como lo hizo también Nicholas Ridley y Hugh Latimer, nuestros grandes líderes de ese tiempo a causa de la doctrina de la Cena del Señor.

La doctrina católica romana le había arrebatado la cena a la gente, la había hecho un espectáculo deportivo en vez de algo en lo que ellos pudieran participar en plenitud. Cambiaron la doctrina de lo que estaba pasando en los servicios de comunión, de manera que eso dio lugar a mucha superstición y prácticas falsas, dio ideas falsas a la gente acerca de Jesús y de cómo somos salvos. Así que ellos dieron sus vidas para que la gente pudiera conocer el Evangelio y conocer a Jesús más claramente.

Puede que algunos de los asuntos que se nos presentan hoy sean ligeramente diferentes, y creo que la doctrina anglicana nos enseña de todos los asuntos litúrgicos están relacionados de alguna manera con el Evangelio.

Ellos no entregaron sus vidas de manera barata, sino las dieron por lo que consideraron que era la batalla más importante de sus días; por el bien de la gente de su tiempo y también por el futuro. Y nosotros hoy como anglicanos valoramos particularmente el sacrificio de gente como Cranmer, porque él fue quien estuvo a cargo de los 39 Artículos de la Religión y también del Libro de Oración Común. Él nos ayudó a clarificar nuestra doctrina y también nuestras oraciones; así que deberíamos valorar su sacrificio por causa de esa verdad.

 

lee gatiss 2¿Cuáles son las diferencias y similitudes entre el escenario que enfrentaron en su época estos mártires y el actual? Por ejemplo, ellos desafiaron una enseñanza católica medieval, ¿hoy este contexto es diferente?

La verdad es que la Iglesia Católica Romana no ha cambiado mucho en cuanto a su doctrina oficial, pero hay algunas cosas que sí. Ahora se te permite leer la Biblia en tu propio lenguaje como un católico romano, y después del Concilio Vaticano II ahora piensan que la predicación es más importante de lo que consideraban antes. En cuanto a su doctrina sobre María, de la Cena del Señor, la transubstanciación, su desacuerdo de la justificación solo por fe y el rol del Papa, esta iglesia hoy es exactamente igual a lo que fue en los tiempos de la Reforma (…)

Una de las cosas en que noto que el contexto ha cambiado, es que al menos en esos días hubieras sabido lo que tus oponentes creían; la verdad importaba para ambos lados, porque ambos estaban intentando de ser claros acerca de que pensaban. Sin embargo, hoy la gente cambia de opinión todo el tiempo y no es siempre clara(…)

Entonces lo que más me anima de los reformadores, es que la verdad importaba, no eran solamente cosas teóricas o discusiones en internet en las que podrías entrar y salir. Ellos estaban dispuestos a entregar sus vidas, sus corazones y almas, y desearía que tuviéramos ese mismo compromiso hoy con la verdad y vida cristiana. También que tuviéramos la misma pasión por reformar la Iglesia, por enseñar la Biblia con claridad y alcanzar los rincones oscuros del mundo con la luz del Evangelio. Necesitamos más de ese espíritu que los reformadores mostraron.

Una de las cosas que promovió el protestantismo fue la verdad bíblica, y en este tiempo la impresión de la Biblia produjo un impacto tanto social, cultural y económico. Considerando cómo fue en el pasado, según tu opinión ¿qué impacto está teniendo la Biblia principalmente en la sociedad occidental?

El hecho de que la Biblia no sea predicada, enseñada y respetada, es exactamente la razón por la cual nuestras sociedades han ido cuesta abajo. Si lees Romanos la segunda mitad del capítulo 1, habla de todas las cosas que ocurren cuando la gente le da la espalda a Dios, cuando no escuchamos su Palabra, cuando ignoramos lo que podemos saber acerca de Él. La segunda parte del capítulo, describe perfectamente a nuestras sociedades en el mundo de hoy, no solo en términos de moralidad, de violencia, confusión sexual, sino también confusión en todas las áreas de la vida (…)

Así que nuestras sociedades tienen un intento deliberado por darle la espalda a la Biblia, precisamente porque la gente prefiere perseguir o ir en pos de sus propios deseos. Así que el deseo y el placer se convierten en los principios que llevan y empujan todo lo que ocurre en nuestra sociedad. Y mientras más la Biblia y el evangelio son predicados, mas se anulan y se invierten estas cosas. La corrupción se ha tomado el poder en la sociedad y el gobierno, y la verdad y honestidad son tremendamente valoradas cuando la Biblia es verdaderamente predicada y entendida; por ejemplo, el sexo es exaltado al lugar que le corresponde en vez del que tiene hoy. Así que estas son algunas de las cosas que cambiarían en nuestra sociedad si esta se enseña.

Lo principal es que cuando la gente conoce a Jesús en el Evangelio, cuando conocen Su gracia, perdón, son personas que están mucho más dispuestas a salir y hacer el bien a otros, en vez de concentrarse en sí mismos y procurar su bienestar por sobre toda otra cosa.

“Los 39 Artículos de la Religión se dice que son el ADN de nuestra Iglesia. Y hoy vemos una Iglesia anglicana muy diversa… ¿Hemos olvidado en parte nuestro ADN?

Si…Hemos mutado y evolucionado a algo que no es verdadero anglicanismo. Y en algunas maneras con el tiempo si nos hemos desarrollado y cambiado, y eso puede ser bueno y saludables, pero creo que hoy nos hemos alejado de nuestro fundamento y ADN en los 39 artículos de una manera que no nos ha hecho ni más saludables ni más fuertes.

Quizás la respuesta puede ser obvia, pero ¿Cómo podemos recuperar este ADN?

Volviendo a la Biblia, que nos lleva a Jesucristo, que es Su instrumento infalible e inerrante, para gobernarnos a nosotros como Iglesia. Mientras nos sometamos a Él y a Su gobierno en su Palabra, el Espíritu nos capacita para vivir para Él y para crecer y florecer en obediencia a Él. Esto es lo que los 39 artículos nos enseñan, nos hacen mirar de vuelta a Cristo y su Evangelio…actúan como un ancla de la Iglesia Anglicana, para que volvamos al Evangelio que trae vida.

Escucha la entrevista a Lee Gatiss completa traducida e interpretada por Diego Pacheco en español a continuación. 

Author: IACH

Deja un comentario