Así estuvo el Campamento Diocesano de Formación 2017

Categories: NOTICIAS,Uncategorized

CDF 2017 - Iglesia Anglicana de Chile

 

Durante cinco días intensivos jóvenes líderes de la Iglesia Anglicana de diferentes regiones del país se encontraron en la 13° versión del CDF, la cual tuvo como temática este año el estudio del libro de Salmos.

Por Bárbara Espinoza

La semana pasada se llevó a cabo el esperado Campamento Diocesano de Formación 2017, una jornada de aprendizaje y motivación para aquellos líderes anglicanos que sirven en nuestra Iglesia a lo largo de Chile, que cada año es organizada por estudiantes y académicos del Centro de Estudios Pastorales (CEP) de la Iglesia Anglicana de Chile.

El lugar de encuentro fue el Campamento Bautista ubicado en Laguna de Aculeo donde llegaron alrededor de 55 jóvenes provenientes de distintas iglesias del país, asistencia que según los organizadores aumentó en un 40% a años anteriores.

“Salmos: Himnos de Gracia” fue el título de la temática de esta versión del campamento, el cual guió la serie de plenarias que fueron realizadas por el Rvdo. Felipe Chamy, profesor del CEP, quien desde un enfoque pastoral  y académico expuso sobre este libro de la Biblia y su aplicación práctica a la vida de los participantes.

El cronograma al igual que cada año estuvo conformado por los cursos correspondientes al sistema de formación organizado en cuatro niveles. Cada participante pudo elegir entre: Exégesis, Teología Bíblica, Discipulado y Teología Sistemática.

Como precisó el Rvdo. Cristóbal Cerón, actual rector del Centro de Estudios Pastorales y pastor de Iglesia Santiago Apóstol de Santiago, quien estuvo a cargo de la predicación final de primer día, “el CDF es una instancia muy importante porque colabora con la capacitación de lo líderes de las distintas iglesias locales”.

Asimismo añadió que “anualmente, el CEP busca ofrecer sus capacitaciones a nivel nacional al liderazgo juvenil, de manera que se extienda la oportunidad de crecer y aumentar las habilidades de enseñanza bíblica y de discipulado más allá de aquellos que estudian formalmente en el Seminario”.

Otro de los propósitos del CDF también es cada año permitir espacios de comunión y compañerismo entre los líderes de la IACH. Respecto a esto Gabriel Parra, encargado en esta ocasión de la organización del campamento y estudiante del CEP, enfatizó sobre la importancia de ello precisando que  “se encuentran chicos de diferentes contextos, cada uno con distintos enfoques y necesidades, y el campamento es necesario para que los jóvenes se abran a  conocer distintas realidades culturales, socioeconómicas, etcétera”, que conviven dentro de nuestra Iglesia.

Consultados algunos de los participantes este año, destacaron la instancia. Uno de ellos fue Bastián Molina (20), miembro de Iglesia Emanuel de Quilpué y quien sirve en el grupo de alabanza en su congregación. Como contó este fue su cuarto y último campamento y dentro de las cosas que destacó fue el tiempo disponible para descansar, reflexionar en profundidad sobre lo aprendido y el poder conocer a más jóvenes.

Asimismo, enfatizó que los contenidos este año fueron una “muy buena enseñanza, aplicable a su ministerio”. “Por ejemplo en base a la teología, me sirvieron las enseñanzas para que desde ahora saber como analizar las letras de las canciones y elegirlas con mucho cuidado”, precisó Bastián. O también explicó que desde la Teología Sistemática, adquirió muchas herramientas para compartir con el grupo de jóvenes de su iglesia y ayudarlos con las dudas que tienen a su edad”.

Desde Concepción, de la Iglesia San Juan, asistieron Felipe Vega (22) y su polola, Macarena Bustos (23), quienes calificaron la experiencia como edificante y animadora. Él lleva participando tres años consecutivos en el campamento, mientras que para ella fue el primero. “Los cursos y los estudios que se llevan en el CDF apoyan bastante el trabajo del líder de la iglesia local”, además añadió Felipe que tuvo tiempos de conversación con los profesores del CEP y que fue una de las cosas que más valoró del campamento, “el poder conversar y conocer a las personas en profundidad”, precisó.

Por su parte Ignacio Vera (23) de la Iglesia La Trinidad de Valdivia, quien sirve en el grupo de jóvenes y este fue su primer año en CDF, comentó que el campamento “fue de mucha bendición para su vida y superó sus expectativas. “Hice muchas amistades, y de todas maneras me gustaría volver a participar y motivar a más jóvenes de mi congregación. En nuestra iglesia hay muchos más potenciales líderes…materia prima como se dice, así que ojalá que el otro año podamos asistir más”.

En tanto de la Iglesia Las Buenas Nuevas, de Renca, Santiago, participaron seis jóvenes. Uno de ellos, Pablo Madrid (31) quien asistió por primera vez contó que quedó con ganas de aprender más. “Si algo pasó por mi mente luego del CDF fue porqué no vine antes. Hasta ahora solo había ido a los congresos de jóvenes de la IACH, y esto es muy diferente. Mucho más profundo, con harto estudio y me he dado cuenta que aún me falta mucho por aprender”, compartió Pablo.

A continuación, revisa algunas de las imágenes que dejó el encuentro.

Author: IACH

Deja un comentario