IBR: 18 años potenciando el liderazgo pastoral de las iglesias rurales

Categories: NOTICIAS

Nota IBR 13 feb

El Instituto Bíblico Rural (IBR) se enfoca en la capacitación de encargados de obras en las zonas rurales, principalmente  provenientes de la Región de la Araucanía. En los últimos cinco años han sido 15 los graduados bajo la modalidad de este Seminario.

En la Región de la Araucanía existen alrededor de 40 iglesias que se ubican en sectores rurales, alejadas de las grandes ciudades y donde se encuentran un sin numero de hermanos anglicanos que necesitan de cuidado pastoral.

A raíz de esta necesidad es que el año 2000 nació el Instituto Bíblico Rural (IBR) en  la ciudad de Temuco, con el objetivo de preparar y capacitar a los líderes que residen en cada localidad rural, permitiéndoles ampliar su conocimiento de las Escrituras  y adquirir herramientas que los ayuden a servir de mejor manera en sus ministerios en sus respectivas congregaciones.

Inicialmente, el programa se desarrolló en modalidad de fin de semana, y los líderes que estudiaban se reunían solo dos veces al mes. Si bien esto no dejó de significar un gran avance, pronto los profesores del instituto  se dieron cuenta de que no era suficiente tiempo para responder a la necesidad de capacitación de obreros aptos y preparados para la Misión.

Así  es como bajo la dirección de Dios y el apoyo de diversas iglesias, se implementó un sistema de becas  para los estudiantes – ya fueran solteros y casados -,que les permitiera dedicarse a tiempo completo al estudio y entrenamiento.

Como precisó José Pino, pastor de Iglesia San Mateo de Temuco y rector del instituto, “el aporte del IBR a las Iglesias rurales ha sido un nuevo despertar por la pasión de Cristo y la Palabra. Las iglesias están teniendo líderes preparados con conocimiento de las Escrituras y también con habilidades para pararse en los púlpitos, quienes confían en el Espíritu Santo y en lo que el seminario les ha entregado”.

Esfuerzo regional

“Es difícil llevar este proyecto adelante por el tiempo que implica y la cantidad de recursos que necesitamos. Pero eso no ha mermado nuestro compromiso con la educación teológica”, agregó el rector, enfatizando que por ejemplo las clases del IBR son hechas por pastores de la Región, quienes destinan tiempo para prepararlas, lo que significa un gran esfuerzo.

Cuando se habla de jornada a tiempo completo significa que el IBR funciona es de lunes a jueves, con un horario de 8:30 a 17:00 horas, de manera que los hermanos le pueden dedicar toda la atención a los estudios durante los cuatro días de la semana y aquellos que provienen de lugares más apartados pueden volver y estar en sus casas entre el viernes y el domingo. Esto sin duda implica un considerable sacrificio, puesto que los estudiantes deben dejar familia, trabajo, y todo su entorno durante casi un año, desde marzo hasta fines de diciembre.

Sumado a esto, el Obispo Auxiliar del Arcedianato de la Araucanía y también profesor del IBR, Abelino Apeleo, destacó el hecho de que el nivel académico de las personas que llegan al instituto suele ser muy bajo. “La mayoría de ellos solo ha terminado octavo básico y nosotros tenemos que complementar eso y exigirles más para que puedan recuperar su ritmo de estudio”, precisó el reverendo.

“Ellos se dan cuenta y llegan poniendo mucho esfuerzo. Eso ha sido gran parte de su lucha y desafío”, agregó el obispo Apeleo.

Malla de Formación

Las materias que se refuerzan en el IBR se enfocan en doctrina (formación teológica), vida de iglesia (liturgia) y predicación; además dentro de la malla curricular hay cursos intensivos sobre historia, ética y relativos a otros temas, los cuales algunos son impartidos incluso por profesores de Santiago quienes viajan para capacitarlos durante una semana.

Este año las clases iniciarán el 12 de marzo, y para entrar al programa es necesario realizar una postulación o directamente ser llamado por algún pastor de una iglesia local, que considere necesaria una capacitación para fortalecer el ministerio.

Proyección de IBR

Joel Millanguir, pastor de iglesia La Navidad de Temuco y quien además es profesor del IBR, comentó que lo ideal es que “estos líderes, una vez egresados, puedan aspirar a la ordenación para el ministerio, lo que sin duda ayudará a proyectar a la iglesias en sus diferentes áreas”.

Cabe mencionar que en los últimos cinco años han sido 15 los egresados en la modalidad a tiempo completo, todos ellos actualmente sirven en sus iglesias rurales. De todos estos graduados, hasta ahora han sido ordenados dos presbíteros y un diácono.

Author: IACH

Deja un comentario