Iglesia de Antofagasta junto a más de 50 voluntarios de CIMA realizó comparsa de limpieza en las calles de la ciudad

Categories: NOTICIAS

´voluntarios CIMA - Iglesia Anglicana de Chile

La actividad fue organizada por la Iglesia Anglicana del Salvador, junto con el programa “Quiero mi barrio”, el Consejo Vecinal de Desarrollo y la Junta de Vecinos del sector.

Por Bárbara Espinoza

Hace unas semanas, la Iglesia Anglicana del Salvador de Antofagasta (IASA) fue parte de una iniciativa de impacto en la comunidad llevando a cabo una comparsa de limpieza en Villa Florida, específicamente en el perímetro que forman las calles Manuel Rodríguez, Av. Argentina, Avelino Contardo y General Velázquez.

La actividad social no solo contó con la participación de hermanos de la congregación y vecinos del sector, sino que también con 53 jóvenes provenientes de distintas ciudades del país, e incluso de otros como Perú, México, Argentina, El Salvador y Alemania. Esto último en el contexto de CIMA, un evento que se realizó por primera vez en Antofagasta y que pertenece al ministerio internacional MOVIDA, en donde se anima a jóvenes cristianos a fortalecer su relación con Dios y su compromiso con el servicio local y la misión mundial.

Según comentó el pastor de la IASA, Rvdo. Esteban Álvarez, uno de los pilares de su visión y misión como iglesia son el trabajo social y el evangelismo, razón por la cual llevan más de un año trabajando en conjunto con el Consejo Vecinal de Desarrollo, el programa “Quiero mi barrio” y su respectiva Junta de Vecinos.

“Nos hemos dedicado a conocer a nuestros vecinos, sirviéndoles en sus necesidades y haciéndonos parte de las soluciones como una manera de mostrar el amor genuino de Cristo hacia ellos. Ya es parte de nuestro ADN como iglesia apoyar el trabajo en todo lo que tiene que ver con el trabajo social y mejoramiento del barrio”, detalló el presbítero.

De esta manera, cuando la gente de CIMA se contactó con él buscando generar una instancia de servicio, el pastor compartió la disposición de trabajo con los entes comunales y nació la idea de limpiar el sector.

“Creo que es fundamental que la iglesia conozca, sirva y ame a los vecinos de sus alrededores y busque impactar su entorno con el amor de Cristo, sirviendo de una manera honesta, sincera y práctica”, agregó Álvarez.

El trabajo culminó con una celebración y actividades para los niños en el conocido patio vecinal del pasaje Argentina, en donde se instalaron mesas, toldos y juegos para disfrutar en comunidad.

 

 

Author: IACH

Deja un comentario