Entrevista a Rvdo. Rhys Bezzant: “No podemos olvidarnos que tenemos que animar a las personas a poner su confianza en Jesucristo y que no basta ser miembro de la Iglesia”

Categories: NOTICIAS

Rhys Bezzant - Iglesia anglicana chile

El presbítero y también profesor del  seminario australiano Ridley College, visitó nuestro país para enseñar a los estudiantes del CEP sobre Martín Lutero y cómo las ideas reformadoras impactan la iglesia misional hoy.

 

Hace algunos días atrás líderes de la IACH y alumnos de nuestro Centro de Estudios Pastorales (CEP) tuvieron la oportunidad de participar de un curso intensivo sobre el legado pastoral y misional de Martín Lutero, capacitación que fue realizada por el Dr. Rhys Bezzant.

Rhys es Decano de Liderazgo Misional y profesor de pensamiento cristiano en el prestigioso seminario anglicano Ridley Theological College en Melbourne, Australia, y como presbítero y académico ha dedicado gran parte de su vida a enseñar sobre historia de la Iglesia, teología y adoración cristiana y a entrenar a líderes para el ministerio en el Evangelio.

Conversamos con él sobre Lutero y la Reforma Protestante y el cómo esta última sigue impactándonos como Iglesia Anglicana hoy, especialmente por medio de sus ideas y el testimonio de los reformadores, vitales para guiar nuestro servicio misional en cada congregación local o comunidad cristiana.

La versión extensa de la entrevista, la puedes escuchar en audio en la parte inferior de esta nota, la cual contó con la colaboración de Diego Pacheco, alumno CEP y ministro laico de Iglesia Cristo Redentor, Nuñoa.

Sin duda las ideas de la Reforma Protestante cambiaron el mundo y para muchos la principal de ellas fue que la salvación es por fe y no por obras. Pero, tú mencionaste en tus clases que este mensaje que nos dejó la Reforma apuntó a un nivel más alto, que es Cristo mismo el regalo y el centro de nuestro mensaje y  fe. ¿Puedes explicar más sobre eso?

La gran idea que fue discutida en la Reforma, es sobre la gracia. ¿Es la gracia una sustancia que puedes comprar o vender? o ¿es a caso la gracia la presencia misma de Jesucristo. La gran pregunta fue cómo puedes tu experimentar la gracia de Dios, o cómo puedes experimentar la presencia de Él. Así que, por supuesto que en la Reforma se habló de las buenas obras y cuál es el rol de ellas dentro de la vida cristiana, y de si podemos asegurar nuestra salvación y perdón por medio de las obras. Sin embargo, hubo una pregunta anterior y al mismo tiempo mucho más grande e importante para nuestras iglesias…que es Quién es Jesús. Si no entendemos esto, nada del resto estará bien; pero si comprendemos la gracia, vamos a ser capaces de reformar nuestras iglesias, de manera que ella, que proviene de nuestro Señor Jesús, sea mas central, clara y capaz de entregarnos más esperanza y gozo.

En este sentido esta idea debería seguir afectándonos hoy como Iglesia…

La realidad es que la Reforma ocurrió hace 500 años, y por supuesto que parece un mundo muy distante y extraño para nosotros; pero si logramos entender la teología, podemos ver los vínculos entre esta y nosotros hoy. Así que cuando los reformadores redescubrieron la gracia – es decir que la gracia es un regalo y la presencia personal del Señor- comenzaron a re-evangelizar la iglesia y a predicar nuevamente desde el inicio; desde el fundamento comenzaron a reconstruirla y eso produjo una Iglesia nueva y fresca.

Y cada generación necesita asegurarse que el Evangelio este siendo presentado a nuestra iglesia, que nuestros maestros y pastores estén re-evangelizando a la iglesia; porque cada generación tiene asirse de su propia fe. Y creo que eso es particularmente desafiante en nuestra Iglesia Anglicana, porque disfrutamos de buenas tradiciones y hay cosas buenas de ellas, pero las desventajas de esas tradiciones es que a veces podemos evitar una religión del corazón. No podemos olvidarnos que tenemos que animar a las personas a poner su confianza en Jesucristo y que no basta con hacerse miembros de la Iglesia. De manera que, si redescubrimos la Gracia, es decir la presencia del Señor Jesucristo, si lo hacemos vamos a querer que otros también quieran disfrutar de la presencia del Señor Jesús, y vamos a querer asegurarnos de que las estructuras nos ayuden a enseñar y a confiar en el Señor Jesús.

 Justamente una de las preguntas apuntaba al cómo esta identidad reformada afecta a la Iglesia Anglicana hoy …

Es muy saludable volver a los fundamentos, a las raíces, volver a pensar en las razones por las cuales nuestra iglesia llegó a existir en este lugar. Y evaluar hoy nuestras razones para pertenecer a la Iglesia Anglicana y compararlas por las cuales los primeros llegaron a formar parte de ella. ¿Esas motivaciones entre ellos y nosotros están cerca o son distantes? Así que cuando aprendemos de la historia, nos da punto de vista, de manera que podemos ver con claridad como nuestra Iglesia se ve al lado de las motivaciones de la iglesia hace tiempo atrás. ¿Todavía mantenemos las mismas perspectivas acerca de la gracia? ¿aún estamos intentando evangelizar cada generación? ¿estamos todavía pensando en como reestructurar nuestra organización? ¿estamos experimentando como pioneros de manera que Cristo sea el pilar y centro de nuestro anuncio?

Tu has mencionado en tus exposiciones que en la historia han existido diferentes tipos de reformas. De alguna manera ¿siguen ocurriendo diversas manifestaciones de la Reforma hoy en la iglesia?

De seguro que hay distintas perspectivas y acercamientos a la teología, y la Iglesia anglicana tiene sus raíces en la fe reformada Suiza, pero en otro sentido podemos decir con certeza que Dios está reformando su iglesia de diferentes maneras y en diversos países. Dios usa lo que tiene, Él usa la política, la sociología, el lenguaje de un pais, de manera que se verá un poco distinto en cada lugar, pero las grandes ideas son las mismas: cómo estamos expresando nuestro entendimiento de la gracia y cuán enfocados estamos en Cristo y en sus regalos de gracia, que es eso lo que finalmente nos hace diferentes de las personas que nos rodean; no es necesariamente nuestra moralidad sino nuestro foco, es decir el enfoque en la esperanza lo que nos hace distintos.

En el curso intensivo enseñaste sobre Martín Lutero y su legado pastoral y misional, ¿Cuál crees que fue la motivación de Lutero para reformar la Iglesia y cómo crees que su legado puede inspirarnos hoy?

Lutero vio una iglesia donde la gracia estaba siendo ambiguamente enseñada, de manera que él quiso escribir y predicar para que los fundamentos teológicos y bíblicos estuvieran bien sólidos. ¿Deberíamos ser y transformarnos en Lutero hoy? ¿debería ser nuestra predicación clara, atrevida y firme? ¿Necesitamos nosotros predicar en un lenguaje que las personas puedan entender? Yo no estoy de acuerdo con todas las ideas de Lutero, y ciertamente èl fue muy arrogante, y tuvo unas ideas teológicas bien malas, y yo no quiero imitarlas, pero su crítica fundamental de la Iglesia fue necesaria. Porque la Iglesia es el lugar en el cual donde deberías poder encontrarnos con el Señor Jesús, y deberíamos hacer todo lo que podamos para asegurarnos de que tanto cristianos como no cristianos puedan conocer al Señor, y eso es lo que podemos aprender de su legado.

 

Author: IACH

Deja un comentario