Capellán Punta Peuco: “Dios esta haciendo algo extraordinario en este país, porque no había sucedido en años que hubiera personas dispuestas a pedir perdón”

Categories: NOTICIAS

punta-peuco-nota

Foto:  Emol

Los dichos fueron emitidos tras una ceremonia ecuménica que se realizó en Punta Peuco, donde ocho presos pidieron perdón por violaciones a los DD.HH 

En una ceremonia ecuménica realizada el día de hoy en Punta Peuco, ocho presos acusados por violaciones a los Derechos Humanos, pidieron perdón por sus delitos cometidos. La homilía fue encabezada por el Capellán de Punta Peuco, el pastor de la Iglesia Anglicana de Chile, Pablo Alvarez, y los sacerdotes  católicos Fernando Montes y Mariano Puga.

 Tras el acto en una conferencia de prensa, el reverendo Alvarez, destacó este día como histórico diciendo que es una muestra que ““Dios esta haciendo algo extraordinario en este país, porque no había sucedido en años que hubiera personas dispuesta a pedir perdón”

La ceremonia fue de carácter privada y tuvo cerca de 120 personas, entre ellas presos que cumplen actualmente condena al interior del recinto y familiares de algunos de los victimarios, como son miembros de la agrupación Nietos e Hijos de Prisioneros del Pasado.

El acto ecuménico fue dirigido por el Reverendo Pablo Alvarez y la homilía estuvo a cargo del jesuita Fernando Montes, basada en el pasaje bíblico de Lucas 19 y la historia de Zaqueo, el cobrador de impuestos.

En la oportunidad, el sacerdote Montés dijo a los internos que “la esperanza que tenemos  es que al igual que Zaqueo, aunque se equivocó y cayó en lo muy bajo, Jesús hoy nos dice que podemos volver a mirarlo a Él, arrepentirnos y cambiar de dirección”.

Asimismo agregó que “ debemos como Zaqueo buscar ser libres espiritualmente, y para ello debemos colaborar con gestos para que haya paz en nuestra Nación”.

Posteriormente, el sacerdote Mariano Puga, complemento el mensaje y dijo que “ he sido criticado por compartir con publicanos, pero creo en el arrepentimiento y en el perdón, y por lo tanto no me podía negar a estar aquí”.

Tras la predicación, nueve internos condenados por delitos de lesa humanidad, pasaron a leer sus testimonios y peticiones de perdón a Dios y a cada una de las víctimas de crímenes y torturas sufridas durante dictadura.

En orden  y según sus cargos en el periodo en que cometieron sus delitos, pasaron adelante el entonces ex Mayor del Ejercito, Raúl Eduardo Iturriaga, el ex Cabo 1ro de Carabineros Claudio Salazar Fuentes, ex Capitán del Ejercito, José Zara, Ex Cabo 2do de Carabineros, Pedro Hormazabal Fuentes, Ex Capitán del Ejercito , Carlos Herrera Jiménez, Ex empleado civil en la DICOMCAR ( Dirección de Comunicaciones Nacional de Carabineros), Miguel Estay, Ex Cabo 1ero del Ejercito, Basclay Zapata Reyes, Ex Capitan de Carabineros y Fernando Escudero, miembro de la misión cristiana en Punta Peuco, en representación del Ex General de la Fuera Área de Chile, Marcelo Castro.

También, Alejandro Carevic, en representación de su hermano, el ex Teniente Luis Carevic Cubillos, perdonó al joven perteneciente al MIR que puso una bomba que dio muerte a su hermano, y en la misma línea, Enrique Ruiz Bunger, ex General de la FACH, perdonó a quienes atentaron contra su vida en 1990.

Conferencia de Prensa

Tras el acto, en una conferencia de prensa, donde el Capellán Pablo Álvarez, explicó que esta ceremonia navideña se realiza todos los años, pero en esta ocasión nació de nueve internos el solicitar hacer una liturgia así.  Y creo que Dios esta haciendo algo extraordinario en este país, porque no había sucedido en años que hubiera personas dispuesta a pedir perdón”.

El sacerdote Mariano Puga, en tanto aprovechó la instancia para aclarar que “pedir perdón no es sólo pedir perdón sino que también reparar el daño causado”.

Mientras que el sacerdote Fernando Montes sostuvo  que “nadie pidió amnistía ni que se les rebajaran las penas, sólo pidieron perdón. Yo quede impresionado con la verdad y paz que vi adentro, y no oí nadie que pidió que se le rebajaran las penas. Salgo de este acto con mucha esperanza”.

Author: IACH

Deja un comentario