LA GRAN REFORMA EN LA EDUCACIÓN PARTE POR TI

Categories: COLUMNAS,NOTICIAS,Uncategorized

Gran Reforma

Estaba sobre el techo de un colegio, ubicado en la periferia de Arequipa, precisamente en uno de los lugares con más pobreza que he visto en mi vida. En el avión ya se veía el panorama, un área llena, pero LLENA de casas en una zona desértica a 3.200 metros de altitud.

Nuestros amigos peruanos nos invitaron a mirar nuestro alrededor, el objetivo era hacer un paneo a los 360° y así ver donde estaba ubicado el colegio. Luego nos preguntaron:

¿CÓMO TE SENTIRÍAS SI TUS HIJOS VIVIERAN EN ESTE LUGAR?…EN ESE MOMENTO EMPECÉ A SENTIR UN DOLOR DE GUATA.

Tengo una hija de 4, un hijo de 3 y otro hijo de 7 meses, e imaginármelos crecer en este desértico lugar – que además de presentar una carencia extrema en materiales básicos y alimentación – también estaban a merced al fuerte sol de la zona y a las tormentas de viento.

Pero siguieron las preguntas de nuestro amigo peruano: ¿Cómo te sentirías si hubieras nacido aquí y ahora tuvieras las oportunidades que hoy tienes, qué valor le darías a la educación que tuviste?

Con estas tres preguntas nos hicieron experimentar – al menos por una milésima de segundo – lo que se vive en ese lugar día a día y lo que está en juego para cada uno de esos niños, si logramos hacernos cargo de solucionar ese problema.

Esta experiencia me corroboró la idea respecto a cuán distinto nosotros actuamos y pensamos en el caso que esta realidad fuera nuestra y cotidiana. No puedo más que preguntarme: ¿No es eso lo que Jesús nos pide cuando dice “Ama a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 5:43)?, que en palabras simples estaría diciendo: “Actúa como si el otro fuera tu hijo, cómo si te afectara su realidad, sus necesidades de igual manera que si fueras tu el protagonista“.

Comparto con ustedes que estos últimos 5 años he trabajado en diversos colegios en el contexto de la pobreza en Chile, acompañando a profesores en una labor que realmente es titánica, dada la magnitud de lo que hacen y en las condiciones en que trabajan. Creo que es el trabajo más duro que he conocido y de mayor relevancia e impacto en nuestra sociedad. Estoy convencido que en las salas de clases, es donde se juega el partido que más incide en nuestro futuro como país.

Sin embargo, a pesar de la magnitud del desafío, de forma reiterada veo cómo se justifican acciones que no aportan al desarrollo de los estudiantes, como por ejemplo, escucho decir: “¿Cómo le voy a pedir la tarea si no comió ayer?”,” ¿Cómo le voy a exigir si igual sé que no va a poder ir a la Universidad?, si nadie de aquí ha llegado a la universidad!”. Ante eso la pregunta que hago es “Qué harías si ese niño fuera tu hermano o hijo”. La respuesta es siempre la misma, dicha de distintas formas: “Haría algo totalmente diferente”. Bueno, respondo “eso es lo que tienes que hacer!” Necesitamos actuar como si el que tengo en frente es mi hijo, hermano o amigo.

LA GRAN PREGUNTA QUE NOS TENEMOS QUE HACER CUANDO ACTUAMOS POR LA EDUCACIÓN DE NUESTRO PAÍS ES “¿QUIÉN TENGO AL FRENTE MÍO?” Y A PARTIR DE ESO, QUÉ PUEDO HACER YO PARA LOGRAR UN CAMBIO?

Creo que nuestro actuar sería totalmente distinto, los derechos y deberes que esperamos que tenga cada estudiante serían distintos, y nuestro esfuerzo para que la “cancha sea pareja”, al menos por un instante en la vida, también sería distinto.

Si uno piensa, la gran mayoría de los movimientos sociales han sido liderados por gente que les afecta directamente el tema y están  apasionados por ver un cambio. Necesitamos tener ese tipo de convicción si queremos una “gran reforma”. Por eso, la reforma más importante se inicia desde nuestro interior, impulsándonos a ejercer acciones que afecten e impactan nuestro entorno, transformándonos en reformadores de uno mismo hacia la sociedad.

TOMÁS RECART

DIRECTOR EJECUTIVO ENSEÑA CHILE, OCTUBRE 2013

Author: IACH

Deja un comentario